sábado, abril 25, 2009

Precauciones

Para el amor, en los tiempos de la influenza.

3 comentarios:

Dracir dijo...

Para el amor no hay barreras y si el amor es puro, nada lo puede contaminar.
En esto, claro está, se presupone que el besado no es un "cerdo".
Un beso puro

Dracir dijo...

Quizás he sido un poco frívolo tal y como están las cosas. A pesar de todo me arriesgo.

Danny Heksolson dijo...

Genial imagen linda Itziar, más a veces el contacto con los labios bien vale la pena el contagio... ¿como estás?