sábado, marzo 14, 2009

sanctorum


Encriptada en un capullo de lágrimas cristalizadas,
envuelta en un contorno etéreo de reflejos ambarinos
ahí donde hay mil cielos claros, fulgurantes como ojos;
se guarda con recelo una reliquia.
.
Es la verdad absoluta,
disfrazada
de
mentira.
.


2 comentarios:

Dracir dijo...

Colgante prendido en el cuello, a cada paso golpeando el pecho pidiendo entrar, buscado el calor de la verdad.
No te quedes en la esperanza y camina.

:-)

Anónimo dijo...

Hola H.

Otro más de tus magníficos textos, me encantó, felicidades y no dejes de regalarnos parte de tu gran talento en lo que escribes.