domingo, marzo 01, 2009

Padme



El día de hoy,
renazco nuevamente al descubrir
en la vacuidad de esta existencia,
que irremediablemente seremos siempre uno.

.
La misma e impermanente sustancia,
indivisible e inseparable,
coexistiendo eternamente en una relación simple y sencilla.

.
Olorosa y transparente.

.
Como el loto y el agua.

1 comentario:

Dracir dijo...

Al filo del día, cuando todo parecía dado y bendecido, apareces de repente.
Me alegro de volver a "verte". Esa H estuvo mucho tiempo sin sonar por aqui.
Estas palabras son para llenar con un poco de compañía el momento y desearte un buen día.
Hasta ...
Un beso