jueves, junio 16, 2011

Tarde

La ventana se viste
con su prístina piel
de motas de agua.
.
En el suelo se forman vitrales
que titilan,
imitando al cielo.
.
La bugambilia húmeda,
escucha el último canto
de la calandria.
.
Escampa.
.
La luz se aleja cansada,
para convertirse
en noche.
.

1 comentario:

Manon dijo...

Tu blog es hermoso... Tu poesía es algo que desgarra por momentos...