miércoles, agosto 04, 2010

Deja vu

Camino bajo un cielo oscuro que no se decidió a llover,
con la clara certeza de haber sido yo en otro nombre.
.
Lloré mis lágrimas por otros ojos,
canté con el sonido de otras cuerdas,
estuve contenida en otro corazón
y mis caricias las portaban otras manos.
.
No era mi alma reencarnada en otra gente
era yo misma habitando otro recinto.
.
Mis propios sentimientos resguardados,
mis íntimos recuerdos de otro tiempo,
las mismas alegrías de colores
y los sueños constantemente peregrinos.
.
Solamente tenía otro nombre.
.
Me llamaban distinto.
.

3 comentarios:

Salva dijo...

¡Qué interesante este post!
Identidad y mismidad son cosas para pensar sobre ellas. Muy inspirado, Itziar.
Besos!
Salva.

Natalia♥ dijo...

Me encanta tu blog y como escribes =) ¡Sigue adelante!

Ana Muela Sopeña dijo...

Muy buen poema, Itziar.

Me gusta mucho tu blog.

Seguiré visitándote

Enhorabuena
Un abrazo
Ana