sábado, mayo 29, 2010

Tierra


Amanecí con sed de tierra,


de tierra mojada,


de hojarasca.


.


De mis pinos y mis sauces,


lodo negro y pidra roja,


de la piel morena de la sierra.


.


De mangos y melocotones,


arroyos y enredaderas,


del contorno etéreo de los montes.


.


Sed de tierra,


de mi tierra.


.

1 comentario:

Dracir dijo...

Llena mucho sentir sed de la tierra y poder beber de ella, Alimenta, sacia, equilibra, aclara la vista y la mente y hace sonreír.
:-) para ti.