sábado, noviembre 01, 2008

reencuentro


La soledad eterna, disfrazada de caricias
logró por un momento confundirme de mi sino.
.
Como un cíclope errante
encaro nuevamente mi destino sola.
.
... vislumbro una duda, un recuerdo y una cara conocida...
.
El viento frío recarga mis pulmones agotados de suspiros
y un lejano brillo esboza de nuevo una sonrisa perdida.
.
Es la guía inalcanzable de mi búsqueda,
el ligero goce de una vida sin sentido,
la ilusión constante de sentirla de reojo:
.
La falacia permanente de vivir en libertad.

2 comentarios:

Dracir dijo...

H que no suena, aunque sea en silencio lo que dices llega lejos.

Anónimo dijo...

La música y la poesía tienen mucho que ver.

Anandamoji